CC Madhya 23.13

sei ‘bhāva’ gāḍha haile dhare ‘prema’-nāma
sei premā ‘prayojana’ sarvānanda-dhāma
Palabra por palabra: 
sei bhāva — esa condición emocional; gāḍha haile — cuando se intensifica; dhare — recibe; prema-nāma — el nombre de amor por Dios; sei premā — ese amor por Dios; prayojana — el objetivo supremo de la vida; sarva-ānanda-dhāma — el receptáculo de todo placer.
Traducción: 
«Al hacerse más intenso, ese estado de emoción extática recibe el nombre de amor por Dios. Ese amor es el objetivo supremo de la vida y el receptáculo de todo placer.
Significado: 

SIGNIFICADO: Śrīla Bhaktivinoda Ṭhākura resume ese crecimiento del amor por Dios en forma de proceso gradual. Por alguna buena fortuna, la persona siente interés por el servicio devocional. A su debido tiempo, su interés se centra en el servicio devocional puro, libre de contaminación material. Al llegar a ese punto, la persona desea relacionarse con devotos. Como resultado de esa relación, su interés por practicar servicio devocional y escuchar y cantar se hace cada vez mayor. Cuanto mayor es su interés por escuchar y cantar, más se purifica de la contaminación material. Liberarse de la contaminación material se denomina anartha-nivṛtti, que se refiere a una disminución de todo lo indeseable. Ésa es la prueba del progreso en el servicio devocional. Si alguien ha adquirido realmente la actitud devocional, estará libre de la contaminación material de la vida sexual ilícita, el consumo de sustancias embriagantes, los juegos de azar y el comer carne. Ésos son los signos preliminares. Cuando se está libre de toda contaminación material, despierta una fe firme en el servicio devocional. Con el desarrollo de esa fe firme, surge un gusto, y por ese gusto nos apegamos al servicio devocional. Cuando ese apego se intensifica, la semilla del amor por Kṛṣṇa da fruto. Esa posición se llama prīti o rati (afecto) o bhāva (emoción). Cuando rati se intensifica, se denomina amor por Dios. Ese amor por Dios es de hecho la perfección más elevada de la vida y el receptáculo de todo placer.

De ese modo, el servicio devocional se divide en dos etapas: sādhana-bhakti y bhāva-bhakti. Sādhana-bhakti se refiere al cultivo de servicio devocional siguiendo los principios regulativos. El principio básico para la práctica del servicio devocional es la fe. Por encima de esto está la relación con devotos, a la que sigue el recibir iniciación de un maestro espiritual genuino. Tras la iniciación, si la persona sigue los principios regulativos del servicio devocional, se libera de todo lo indeseable. De ese modo, queda firmemente establecida y poco a poco adquiere un gusto por el servicio devocional. Cuanto más crece ese gusto, mayor es su deseo de ofrecer servicio al Señor. De ese modo, se apega a una determinada melosidad en el servicio del Señor (śānta, dāsya, sakhya, vātsalya o madhura). Como resultado de ese apego, surge bhāva. Bhāva-bhakti es el plano de la bondad purificada. Con esa bondad purificada, el corazón se derrite en el servicio devocional. Bhāva-bhakti es la primera semilla del amor por Dios. Ese estado de emoción se presenta antes de alcanzar el amor puro. Cuando ese estado emocional se intensifica, pasa a denominarse prema-bhakti, amor trascendental por Dios. Ese proceso gradual se explica también en los dos versos siguientes, que aparecen en el Bhakti-rasāmṛta-sindhu (1.4.15-16).