CC Madhya 20.173

anye ca saṁskṛtātmāno vidhinābhihitena te
yajanti tvan-mayās tvāṁ vai bahu-mūrty eka-mūrtikam
Palabra por palabra: 
anye — diferentes personas; ca — también; saṁskṛta-ātmānaḥ — personas que están purificadas; vidhinā — por los principios regulativos; abhihitena — afirmado en las Escrituras reveladas; te — esas personas; yajanti — adoran; tvat-mayāḥ — estando absortas en Ti; tvām — Tú; vai — ciertamente; bahu-mūrti — con muchas formas; eka-mūrtikam — aunque eres uno.
Traducción: 
«“En diversas Escrituras védicas se dan reglas prescritas y principios regulativos para adorar a distintos tipos de formas. La persona que se ha purificado mediante esas reglas y regulaciones Te adora a Ti, la Suprema Personalidad de Dios. Tú, aunque Te manifiestas en muchas formas, eres uno.”
Significado: 

SIGNIFICADO: Este verso es una cita del Śrīmad-Bhāgavatam (10.40.7). En los Vedas se afirma que el uno se hace muchos (eko bahu syām). La Suprema Personalidad de Dios Se expande en diversas formas: viṣṇu-tattva, jīva-tattva y śakti-tattva.

Según las Escrituras védicas, hay distintos principios regulativos para la adoración de cada una de esas formas. Quien saca partido de las Escrituras védicas y se purifica siguiendo las reglas y regulaciones, en última instancia, está adorando a la Suprema Personalidad de Dios. En la Bhagavad-gītā (4.11), Kṛṣṇa dice: mama vartmānuvartante manuṣyāḥ pārtha sarvaśaḥ. La adoración de semidioses es, en un sentido, adoración de la Suprema Personalidad de Dios, pero esa adoración se explica que es avidhi-pūrvakam, inadecuada. En realidad, la adoración de semidioses va dirigida a las personas poco inteligentes. La persona inteligente acepta las palabras de la Suprema Personalidad de Dios: sarva-dharmān parityajya mām ekaṁ śaraṇaṁ vraja (Bg. 18.66). Quien adora a los semidioses adora indirectamente al Señor Supremo, pero, según las Escrituras reveladas, no hay por qué adorarle indirectamente. Se Le puede adorar directamente.