CC Madhya 17.10

āmā-duṅhāra mane tabe baḍa ‘sukha’ haya
eka nivedana yadi dhara, dayāmaya
Palabra por palabra: 
āmā-duṅhāra — de nosotros dos; mane — en la mente; tabe — por lo tanto; baḍa — mucha; sukha haya — hay felicidad; eka nivedana — un ruego; yadi — si; dhara — Tú aceptas; dayā-maya — misericordioso.
Traducción: 
«Si quisieras aceptarnos un único ruego, nos sentiríamos sumamente felices.