CC Madhya 15.41

ācāryere ājñā dila kariyā sammāna
‘ā-caṇḍāla ādi kṛṣṇa-bhakti dio dāna’
Palabra por palabra: 
ācāryere — a Advaita Ācārya; ājñā dila — ordenó; kariyā sammāna — con gran respeto; ā-caṇḍāla — incluso a los más bajos de los hombres, los caṇḍālas; ādi — comenzando con; kṛṣṇa-bhakti — conciencia de Kṛṣṇa, servicio devocional; dio — entrega; dāna — como caridad.
Traducción: 
Con gran respeto, Śrī Caitanya Mahāprabhu hizo la siguiente petición a Advaita Ācārya: «Debes dar conciencia de Kṛṣṇa, devoción por Kṛṣṇa, hasta a los más bajos de los hombres [los caṇḍālas]».
Significado: 

SIGNIFICADO: Ésta es la orden de Śrī Caitanya Mahāprabhu para todos Sus devotos. El kṛṣṇa-bhakti, el servicio devocional de Kṛṣṇa, está abierto a todos, incluso a hombres de baja clase como los caṇḍālas. Debemos seguir esa orden conforme a la sucesión discipular que parte de Śrī Advaita y de Nityānanda Prabhu, y llevar el proceso de conciencia de Kṛṣṇa por todo el mundo, sin hacer ningún tipo de discriminación.

Hay distintas clases de hombres, comenzando con el brāhmaṇa hasta el hombre de más bajo nivel, el caṇḍāla, . En la era de Kali, cualquiera que sea nuestra posición, todos necesitamos iluminarnos en conciencia de Kṛṣṇa. Es la mayor necesidad de la época. Todo el mundo siente los punzantes dolores de la existencia material. Hasta los senadores de los Estados Unidos sienten las punzadas de la existencia material; tanto es así, que han instituido el 30 de abril de 1974 como Día de la Oración. De modo que todo el mundo siente esas punzadas de Kali-yuga, cuyo origen son las prácticas a las que se ha entregado la sociedad humana: relaciones sexuales ilícitas, comer carne, juegos de azar y consumo de sustancias embriagantes. Ahora es el momento de que los miembros de la Asociación Internacional para la Conciencia de Krishna lleven el kṛṣṇa-bhakti por todo el mundo y de ese modo cumplan la orden de Śrī Caitanya Mahāprabhu. El Señor ha ordenado que todos nos volvamos gurus (Cc. Madhya 7.128): āmāra ājñāya guru hañā tāra’ ei deśa. Todas las personas, en cada pueblo y en cada aldea, deben recibir iluminación de las instrucciones de Śrī Caitanya Mahāprabhu. La conciencia de Kṛṣṇa debe darse a todos sin discriminación. De ese modo, el mundo entero vivirá en paz y felicidad, y todos glorificarán a Śrī Caitanya Mahāprabhu, tal como Él lo desea.

La palabra caṇḍāla, en realidad, se refiere a las personas que comen perros, a quienes se considera los más bajos de los hombres. Por las bendiciones de Śrī Caitanya Mahāprabhu, hasta los caṇḍālas pueden iluminarse en conciencia de Kṛṣṇa. El kṛṣṇa-bhakti no es monopolio de determinada casta. Todos podemos recibir esa gran bendición de Śrī Caitanya Mahāprabhu. Todos deben tener la oportunidad de recibirla y de ser felices.

La palabra dāna, que quiere decir «caridad», también es significativa en este verso. Todo el que se ocupa en dar conciencia de Kṛṣṇa a los demás es una persona caritativa. Hay personas que recitan el Śrīmad-Bhāgavatam y hablan del kṛṣṇa-bhakti, pero lo hacen a cambio de dinero, como una profesión. Ellos no pueden transmitir esa sublime propiedad trascendental a todas las personas. Sólo los devotos puros, que no tienen otra motivación que servir a Kṛṣṇa, pueden ser caritativos y dar esas bendiciones tan valiosas a nivel trascendental.