CC Madhya 15.111

“ataeva yāṅra mukhe eka kṛṣṇa-nāma
sei ta’ vaiṣṇava, kariha tāṅhāra sammāna”
Palabra por palabra: 
ataeva — por lo tanto; yāṅra mukhe — en cuya boca; eka — uno; kṛṣṇa-nāma — el santo nombre de Kṛṣṇa; sei ta’ vaiṣṇava — él es un vaiṣṇava; kariha — ofrece; tāṅhāra — a él; sammāna — respeto.
Traducción: 
Por último, Śrī Caitanya Mahāprabhu aconsejó: «Quien canta el mantra Hare Kṛṣṇa es un vaiṣṇava; por consiguiente, debes ofrecerle pleno respeto».
Significado: 

SIGNIFICADO: En el Upadeśāmṛta, Śrīla Rūpa Gosvāmī dice: kṛṣṇeti yasya giri taṁ manasādriyeta dīkṣāsti cet praṇatibhiś ca bhajantam īśam. El devoto avanzado debe respetar a la persona que ha recibido iniciación del maestro espiritual y que está situada en el plano trascendental, que canta el santo nombre con fe, ofrece reverencias y sigue las instrucciones del maestro espiritual. Śrīla Bhaktivinoda Ṭhākura comenta que servir a los vaiṣṇavas es de suma importancia para los casados. Haber sido debidamente iniciado o no, no es algo que deba tomarse en cuenta. Una persona iniciada puede estar, pese a todo, contaminada por la filosofía māyāvāda, pero la persona que canta sin ofensas el santo nombre del Señor no estará sujeta a esa contaminación. Un vaiṣṇava debidamente iniciado puede ser imperfecto, pero quien canta sin ofensas el santo nombre del Señor es completamente perfecto. Aunque aparentemente sea un neófito, debe ser considerado un vaiṣṇava puro. La persona casada tiene el deber de ofrecer respeto a ese devoto puro. Ésa es la instrucción de Śrī Caitanya Mahāprabhu.