New beta version of the Online Vedabase: vedabase.io

CC Antya 6.313

ātmānaṁ ced vijānīyāt paraṁ jñāna-dhutāśayaḥ
kim icchan kasya vā hetor dehaṁ puṣṇāti lampaṭaḥ
Palabra por palabra: 
ātmānam — el alma; cet — si; vijānīyāt — se entiende; param — supremo; jñāna — con conocimiento; dhuta — expulsados; āśayaḥ — los deseos materiales; kim — qué; icchan — desear; kasya — qué; — o; hetoḥ — por razón; deham — el cuerpo material; puṣṇāti — mantiene; lampaṭaḥ — disoluto.
Traducción: 
«“Quien ha limpiado su corazón con el conocimiento perfecto y ha entendido a Kṛṣṇa, el Brahman Supremo, lo gana todo ¿Por qué tendría esa persona que actuar como un disoluto, esforzándose por mantener el cuerpo material?”»
Significado: 

SIGNIFICADO: En este verso (Bhāg. 7.15.40), Nārada está hablando a Yudhiṣṭhira Mahārāja de cómo pueden liberarse del cautiverio material las personas casadas. Quien se encuentra en el plano espiritual no se preocupa de forma innecesaria por el cuerpo. Śrīla Narottama dāsa Ṭhākura ha dicho: deha-smṛti nāhi yāra, saṁsāra bandhana kāhāṅ tara. La persona situada en el plano espiritual no piensa que es el cuerpo. Debido a ello, puede someterse a rigurosas penitencias trascendentales en la orden de vida de renuncia. El mejor ejemplo de esa renunciación es Raghunātha dāsa Gosvāmī.