CC Antya 17.46

yebā veṇu-kala-dhvani, eka-bāra tāhā śuni’,
jagan-nārī-citta āulāya
nīvi-bandha paḍe khasi’, vinā-mūle haya dāsī,
bāulī hañā kṛṣṇa-pāśe dhāya
Palabra por palabra: 
yebā — todo el que; veṇu — de la flauta; kala-dhvani — el dulce sonido; eka-bāra — una vez; tāhā — eso; śuni’ — al escuchar; jagat — del universo; nārī — de las mujeres; citta — el corazón; āulāya — se perturba; nīvi-bandha — los ceñidos cinturones; paḍe — caen; khasi’ — aflojándose; vinā-mūle — sin precio; haya — se vuelven; dāsī — sirvientas; bāulī — locas; hañā — volviéndose; kṛṣṇa-pāśe — tras Kṛṣṇa; dhāya — corren.
Traducción: 
«En todo el mundo, el sonido trascendental de la flauta de Kṛṣṇa perturba el corazón de las mujeres, aunque lo escuchen una sola vez. De ese modo, sus ceñidos cinturones se aflojan, y se vuelven sirvientas no pagadas de Kṛṣṇa. En verdad, corren hacia Kṛṣṇa como si se hubieran vuelto locas.