CC Antya 16.121-122

tanu-mana karāya kṣobha, bāḍāya surata-lobha,
harṣa-śokādi-bhāra vināśaya
pāsarāya anya rasa, jagat kare ātma-vaśa,
lajjā, dharma, dhairya kare kṣaya
nāgara, śuna tomāra adhara-carita
mātāya nārīra mana, jihvā kare ākarṣaṇa,
vicārite saba viparīta
Palabra por palabra: 
tanu — el cuerpo; mana — la mente; karāya — causan; kṣobha — agitación; bāḍāya — aumentan; surata-lobha — los deseos de disfrute lujurioso; harṣa — del júbilo; śoka — la lamentación; ādi — y demás; bhāra — la carga; vināśaya — destruyen; pāsarāya — hacer olvidar; anya rasa — otros sabores; jagat — el mundo entero; kare — hacen; ātma-vaśa — bajo su control; lajjā — la vergüenza; dharma — la religión; dhairya — la paciencia; kare kṣaya — destruyen; nāgara — ¡oh, amante!; śuna — escucha; tomāra — Tuyos; adhara — de los labios; carita — las características; mātāya — enloquecen; nārīra — de mujeres; mana — la mente; jihvā — la lengua; kare ākarṣaṇa — atraen; vicārite — considerando; saba — todo; viparīta — contrario.
Traducción: 
«Mi querido amante —dijo el Señor Caitanya con la actitud de Śrīmatī Rādhārāṇī—, permite que describa algunas de las características de Tus trascendentales labios. Agitan la mente y el cuerpo de todos, aumentan los deseos de disfrute lujurioso, destruyen la carga de la felicidad y la lamentación materiales, y nos hacen olvidar todos los sabores materiales. El mundo entero cae bajo su control. Ellos acaban con la vergüenza, la religión y la paciencia, sobre todo en las mujeres. En verdad, inspiran locura en la mente de las mujeres. Tus labios aumentan la avidez de la lengua y, de ese modo, la atraen. Considerando todo esto, vemos que las actividades de Tus trascendentales labios siempre causan perplejidad.