CC Antya 1.158

su-gandhau mākanda-prakara-makarandasya madhure
vinisyande vandī-kṛta-madhupa-vṛndaṁ muhur idam
kṛtāndolaṁ mandonnatibhir anilaiś candana-girer
mamānandaṁ vṛndā-vipinam atulaṁ tundilayati
Palabra por palabra: 
su-gandhau — en la fragancia; mākanda-prakara — de los racimos de capullos de mango; makarandasya — de la miel; madhure — dulce; vinisyande — en el rezumar; vandī-kṛta — agrupados; madhupa-vṛndam — abejorros; muhuḥ — una y otra vez; idam — éste; kṛta-andolam — agitado; manda-unnatibhiḥ — que se mueve suavemente; anilaiḥ — por las brisas; candana-gireḥ — de los montes Malayas; mama — Mío; ānandam — placer; vṛndā-vipinam — el bosque de Vṛndāvana; atulam — mucho; tundilayati — aumenta cada vez más.
Traducción: 
«“La miel, dulce y fragante, que rezuma de los capullos de mango recién brotados atrae una y otra vez enjambres de abejorros, y el bosque se estremece en las suaves brisas que vienen de los montes Malayas, rebosantes de sándalos. De ese modo, el bosque de Vṛndāvana hace aumentar Mi placer trascendental.”
Significado: 

SIGNIFICADO: En este verso del Vidagdha-mādhava (1.23), el propio Señor Kṛṣṇa es quien habla.