CC Ādi 9.38

ātma-icchāmṛte vṛkṣa siñci nirantara
tāhāte asaṅkhya phala vṛkṣera upara
Palabra por palabra: 
ātma — el ser; icchā-amṛte — por el néctar de la voluntad; vṛkṣa — el árbol; siñci — rociar; nirantara — constantemente; tāhāte — allí; asaṅkhya — ilimitados; phala — frutos; vṛkṣera — en el árbol; upara — más alto.
Traducción: 
«Por el deseo trascendental de la Suprema Personalidad de Dios, se ha rociado con agua todo el árbol, y, así pues, hay innumerables frutos de amor por Dios.
Significado: 

SIGNIFICADO: Dios es ilimitado, y Sus deseos también son ilimitados. De hecho, este ejemplo de los frutos sin límite es apropiado incluso en el contexto material, porque, por la buena voluntad de la Suprema Personalidad de Dios, puede haber suficientes frutos, granos y demás alimentos como para que toda la gente del mundo no pueda terminarlos, aunque coman diez veces más de lo que son capaces. En realidad, en este mundo material no hay escasez de nada, excepto de conciencia de Kṛṣṇa. Si la gente se vuelve consciente de Kṛṣṇa, por la voluntad trascendental de la Suprema Personalidad de Dios se producirán suficientes alimentos como para que la gente no tenga en absoluto problemas económicos. Esto es muy fácil de comprender. La producción de frutos y flores no depende de nuestra voluntad, sino de la voluntad suprema de la Personalidad de Dios. Si Se siente complacido, puede proveer de suficientes frutos, flores, etc., pero si la gente es atea, entonces la naturaleza, por Su voluntad, restringe la provisión de alimentos. Por ejemplo, en varias provincias de la India, sobre todo en Maharashtra, Uttar Pradesh y otros estados limítrofes, hay a veces gran escasez de alimentos, debido a la falta de lluvia. Los supuestos científicos y economistas no pueden hacer nada para remediarlo. Por tanto, para resolver todos los problemas hay que buscar la buena voluntad de la Suprema Personalidad de Dios, volviéndose consciente de Kṛṣṇa y adorándole habitualmente mediante el servicio devocional.