CC Ādi 12.95

tāhāra mādhurya-gandhe lubdha haya mana
ataeva taṭe rahi’ cāki eka kaṇa
Palabra por palabra: 
tāhāra — Su; mādhurya — dulzura; gandhe — por el fragancia; lubdha — atraída; haya — se vuelve; mana — mente; ataeva — por lo tanto; taṭe — en la playa; rahi’ — permaneciendo; cāki — saboreo; eka — una; kaṇa — partícula.
Traducción: 
No es posible zambullirse en ese gran océano, pero su dulce fragancia atrae mi mente. Por lo tanto, permanezco a la orilla de ese océano para tratar de saborear aunque sólo sea una de sus gotas.