Bg 9.33

kiṁ punar brāhmaṇāḥ puṇyā
bhaktā rājarṣayas tathā
anityam asukhaṁ lokam
imaṁ prāpya bhajasva mām
Palabra por palabra: 
kim — cuánto más; punaḥ — de nuevo; brāhmaṇāḥ — brāhmaṇas; puṇyāḥ — virtuosos; bhaktāḥ — devotos; rāja-ṛṣayaḥ — reyes santos; tathā — también; anityam — temporal; asukham — lleno de sufrimientos; lokam — planeta; imam — este; prāpya — ganando; bhajasva — dedícate al servicio amoroso; mām — a Mí.
Traducción: 
¡Cuánto más cierto no es esto en el caso de los virtuosos brāhmaṇas, de los devotos y también de los reyes santos! Así que, habiendo venido a este temporal y desolador mundo, dedícate a Mi amoroso servicio.
Significado: 

En este mundo material hay diferentes clases de gente, pero, al fin y al cabo, este mundo no es un lugar feliz para nadie. Aquí se afirma claramente: anityam asukhaṁ lokam, este mundo es temporal y está repleto de sufrimientos; no es un lugar habitable para ningún hombre cuerdo. La Suprema Personalidad de Dios declara que este mundo es temporal y está colmado de desdichas. Algunos filósofos, especialmente los filósofos māyāvādīs, dicen que este mundo es falso; pero con el Bhagavad-gītā podemos entender que el mundo no es falso; es temporal. Existe una diferencia entre temporal y falso. Este mundo es temporal, pero hay otro mundo, el cual es eterno. Este mundo es desolador, pero el otro mundo es eterno y bienaventurado.

Arjuna nació en una familia real y santa. También a él el Señor le dice: “Emprende Mi servicio devocional y ven rápidamente de vuelta a Dios, de vuelta al hogar”. Nadie debe permanecer en este mundo temporal, el cual está tan lleno de sufrimientos. Todo el mundo debe apegarse al regazo de la Suprema Personalidad de Dios para poder ser eternamente feliz. El servicio devocional del Señor Supremo es el único proceso mediante el cual se pueden resolver todos los problemas de todas las clases de hombres que hay. De modo que, todo el mundo debe emprender el proceso de conciencia de Kṛṣṇa, y hacer que su vida sea perfecta.