New version available here: vedabase.io

Bg 9.27

yat karoṣi yad aśnāsi
yaj juhoṣi dadāsi yat
yat tapasyasi kaunteya
tat kuruṣva mad-arpaṇam
Palabra por palabra: 
yat — todo lo que; karoṣi — hagas; yat — todo lo que; aśnāsi — comas; yat — todo lo que; juhoṣi — ofrezcas; dadāsi — regales; yat — todo lo que; yat — todo lo que; tapasyasi — austeridades que realizes; kaunteya — ¡oh, hijo de Kuntī!; tat — eso; kuruṣva — hazlo; mat — a Mí; arpaṇam — como una ofrenda.
Traducción: 
Todo lo que hagas, todo lo que comas, todo lo que ofrezcas o regales, y todas las austeridades que realizes, hazlo, ¡oh, hijo de Kuntī!, como una ofrenda a Mí.
Significado: 

Así pues, todo el mundo tiene el deber de amoldar su vida de modo tal, que no olvide a Kṛṣṇa en ninguna circunstancia. Todo el mundo tiene que trabajar para mantener el cuerpo y el alma juntos, y Kṛṣṇa recomienda aquí que uno trabaje para Él. Todo el mundo tiene que comer algo para vivir; por lo tanto, se deben aceptar los remanentes de alimentos que se le hayan ofrecido a Kṛṣṇa. Todo hombre civilizado tiene que llevar a cabo algunas ceremonias y rituales religiosos; Kṛṣṇa recomienda, pues, “Hazlo por Mí”, y eso se denomina arcana. Todo el mundo tiene la tendencia a dar caridad; Kṛṣṇa dice “Dámela a Mí”, y eso significa que todo el dinero sobrante que se haya acumulado, se debe utilizar para divulgar el movimiento de conciencia de Kṛṣṇa. Hoy en día la gente está muy inclinada al proceso de la meditación, el cual no es práctico en esta era; pero si alguien practica el meditar en Kṛṣṇa veinticuatro horas al día, mediante el proceso de cantar con sus cuentas el mantra Hare Kṛṣṇa esa persona es sin duda el meditador y el yogī más grande de todos, tal como lo establece el Sexto Capítulo del Bhagavad-gītā.