New version available here: vedabase.io

Bg 9.24

ahaṁ hi sarva-yajñānāṁ
bhoktā ca prabhur eva ca
na tu mām abhijānanti
tattvenātaś cyavanti te
Palabra por palabra: 
aham — Yo; hi — seguro; sarva — de todos; yajñānām — los sacrificios; bhoktā — el disfrutador; ca — y; prabhuḥ — el Señor; eva — también; ca — y; na — no; tu — pero; mām — a Mí; abhijānanti — conocen; tattvena — en realidad; ataḥ — por consiguiente; cyavanti — caen; te — ellos.
Traducción: 
Yo soy el único disfrutador y amo de todos los sacrificios. Por consiguiente, aquellos que no reconocen Mi verdadera naturaleza trascendental, caen.
Significado: 

Aquí se expresa claramente que hay muchos tipos de ejecuciones de yajña que se recomiendan en las Escrituras védicas, pero que, en realidad, todas ellas tienen por objeto satisfacer al Señor Supremo. Yajña significa Viṣṇu. En el Segundo Capítulo del Bhagavad-gītā se dice claramente que uno debe trabajar sólo para satisfacer a Yajña, o Viṣṇu. La forma más perfecta de civilización humana, conocida como varṇāśrama-dharma, está hecha específicamente para satisfacer a Viṣṇu. Por lo tanto, Kṛṣṇa dice en este verso: “Yo soy el disfrutador de todos los sacrificios, porque Yo soy el amo supremo”. Sin embargo, algunas personas poco inteligentes, ignorando este hecho, adoran a los semidioses en aras de un beneficio temporal. Eso hace que ellas caigan a la existencia material y que no consigan la meta que se desea en la vida. Mas, si aun así alguien tiene algún deseo material que complacer, lo mejor que puede hacer es pedirle por ello al Señor Supremo (aunque eso no es devoción pura), y de ese modo obtendrá el resultado deseado.