Bg 2.67

indriyāṇāṁ hi caratāṁ
yan mano ’nuvidhīyate
tad asya harati prajñāṁ
vāyur nāvam ivāmbhasi
Palabra por palabra: 
indriyāṇām — de los sentidos; hi — ciertamente; caratām — mientras deambulan; yat — esa; manaḥ — mente; anuvidhīyate — llega a dedicarse constantemente; tat — esa; asya — su; harati — quita; prajñām — inteligencia; vāyuḥ — viento; nāvam — un bote; iva — como; ambhasi — en el agua.
Traducción: 
Así como un fuerte viento arrastra un bote que se encuentre en el agua, así mismo uno sólo de los errantes sentidos en el que se concentre la mente, puede arrastrar la inteligencia del hombre.
Significado: 

A menos que todos los sentidos estén dedicados al servicio del Señor, hasta uno de ellos que esté dedicado a la complacencia sensual puede alejar al devoto del sendero del avance trascendental. Como se dice de la vida de Mahārāja Ambarīṣa, todos los sentidos deben estar ocupados en el proceso de conciencia de Kṛṣṇa, pues ésa es la técnica correcta para controlar la mente.