Bg 17.26-27

sad-bhāve sādhu-bhāve ca
sad ity etat prayujyate
praśaste karmaṇi tathā
sac-chabdaḥ pārtha yujyate

yajñe tapasi dāne ca sthitiḥ sad iti cocyate
karma caiva tad-arthīyaṁ
sad ity evābhidhīyate
Palabra por palabra: 
sat-bhāve — en el sentido de la naturaleza del Supremo; sādhu-bhāve — en el sentido de la naturaleza del devoto; ca — también; sat — la palabra sat; iti — así pues; etat — esta; prayujyate — se usa; praśaste — en genuinas; karmaṇi — actividades; tathā — también; sat-śabdaḥ — el sonido sat; pārtha — ¡oh, hijo de Pṛthā!; yujyate — se usa; yajñe — en el sacrificio; tapasi — en la penitencia; dāne — en la caridad; ca — también; sthitiḥ — la situación; sat — el Supremo; iti — así pues; ca — y; ucyate — se pronuncia; karma — trabajo; ca — también; eva — ciertamente; tat — para eso; arthīyam — es; sat — el Supremo; iti — así pues; eva — ciertamente; abhidhīyate — se indica.
Traducción: 
La Verdad Absoluta es el objetivo del sacrificio devocional, y ello se indica con la palabra ‘śat’. El ejecutor de esa clase de sacrificio también se denomina ‘śat’, así como también todas las obras de sacrificio, penitencia y caridad que, fieles a la naturaleza absoluta, se llevan a cabo para complacer a la Persona Suprema, ¡oh, hijo de Pṛthā!
Significado: 

Las palabras praśaste karmaṇi, o “deberes prescritos”, indican que en la literatura védica hay muchas actividades prescritas que son procesos purificatorios, desde el momento de la concepción hasta el fin de la vida. Esos procesos purificatorios se adoptan en aras de la liberación final de la entidad viviente. En todas esas actividades se recomienda que uno diga oṁ tat sat. Las palabras sad-bhāve y sādhu-bhāve se refieren a la situación trascendental. El hecho de actuar en el plano de conciencia de Kṛṣṇa se conoce como sattva, y a aquel que está plenamente consciente de las actividades de conciencia de Kṛṣṇa se lo conoce como sādhu. En el Śrīmad-Bhāgavatam (3.25.25) se dice que el tema trascendental queda claro en compañía de los devotos. Las palabras que se emplean son satāṁ prasaṅgāt. Sin buena compañía no se puede adquirir conocimiento trascendental. Cuando se inicia a una persona o se ofrece el cordón sagrado, se profieren las palabras oṁ tat sat. De modo similar, en todas las clases de ejecuciones de yajña, el objeto es el Supremo: oṁ tat sat. La palabra tad-arthīyam significa, además, ofrecerle servicio a cualquier cosa que represente al Supremo,incluso un servicio tal como el de cocinar y ayudar en el templo del Señor, o cualquier otra clase de trabajo para difundir las glorias del Señor. Esas palabras supremas, oṁ tat sat, se emplean, pues, de muchas maneras, para perfeccionar todas las actividades y hacer que todo esté completo.