Bg 1.25

bhīṣma-droṇa-pramukhataḥ
sarveṣāṁ ca mahī-kṣitām
uvāca pārtha paśyaitān
samavetān kurūn iti
Palabra por palabra: 
bhīṣma — el abuelo Bhīṣma; droṇa — el maestro Droṇa; pramukhataḥ — frente a; sarveṣām — todos; ca — también; mahī-kṣitām — jefes del mundo; uvāca — dijo; pārtha — ¡oh, hijo de Pṛthā!; paśya — sólo mira; etān — todos ellos; samavetān — reunidos; kurūn — los miembros de la dinastía Kuru; iti — así pues.
Traducción: 
En presencia de Bhīṣma, Droṇa y todos los demás caudillos del mundo, el Señor dijo: “Tan sólo mira, ¡oh, Pārtha!, a todos los Kurus aquí reunidos”.
Significado: 

Como el Señor Kṛṣṇa es la Superalma de todas las entidades vivientes, podía entender lo que estaba pasando por la mente de Arjuna. El uso de la palabra Hṛṣīkeśa en relación con esto, indica que Él lo sabía todo. Y la palabra Pārtha, o “hijo de Kuntī o Pṛthā”, también es igualmente significativa en relación con Arjuna. Kṛṣṇa, siendo un amigo de Arjuna, quería informarle a éste que por Arjuna ser el hijo de Pṛthā —la hermana de Su propio padre, Vasudeva—, Él había accedido a ser el auriga de Arjuna. Ahora bien, ¿qué quiso decir Kṛṣṇa cuando le dijo a Arjuna “mira a los Kurus”? ¿Acaso Arjuna quería detenerse allí y no pelear? Kṛṣṇa nunca esperaba que el hijo de Su tía Pṛthā hiciera algo semejante. Así pues, el Señor predijo con una broma amistosa lo que pasaría por la mente de Arjuna.